Irma Casarín

Irma Laura Casarín, nací en Valle Hermoso, Tamaulipas, llamada la ciudad de las tres mentiras, a treinta kilómetros de la frontera, hace sesenta y cinco años, casada, cuatro hijos, once nietos, vivo en la ciudad más hermosa de la república, Guadalajara.
Compartí momentos especiales con muchas personas por 35 años, disfrutando su felicidad al elaborar sus participaciones matrimoniales. Al retirarme, dándole paso a la más joven de mis hijas, tuve la necesidad de buscar algo que supliera ese inmenso amor por mi trabajo, finalmente lo encontré, la pintura.
Persistente, fusionando pensamiento, emoción, pasado, presente y fantasía. Aquietando ideas, experimentando con colores, formas y texturas. Dejando el tiempo, perdiéndome en el quehacer. Ausentándome donde las telarañas se extinguen. La mente y la pintura dan luz a fantasmas alucinantes.

This slideshow requires JavaScript.

 

Advertisements