Natalia Permyakova

 

This slideshow requires JavaScript.

Natalia Permyakova nació en Kungur (Rusia), una pequeña ciudad, a los pies de los montes Urales, una frontera geográfica entre Asia y Europa. Los primeros tres años de su vida los pasó viviendo en cinco ciudades diferentes. Este inicio marco profundamente su futuro y su  formación como artista se fue forjando a lo largo de toda su vida convirtiéndose en una verdadera vocación.

Esta artista ha creado un mundo pictórico que es el reflejo de ella misma, en el cual recrea los personajes contemporáneos ideales del mundo real. El desarrollo de su temática fue transformándose paulatinamente del paisaje imaginario hacia el real, que acoge los efectos  atmosféricos de gran impacto. Así hasta incorporar los personajes que reflejan la naturaleza viva del recuerdo y con ello el realismo ideal.

Hace un gran esfuerzo en la preparación de los soportes para sus obras, es un trabajo artesanal que requiere mucho conocimiento y tiempo. Prefiere las técnicas tradicionales: tela de lino sobre un bastidor de madera; aparejo con cola de conejo, sulfato de cal y blanco de titanio; imprimación óleo-resinosa coloreada.  Trabaja con colores al óleo de gama baja y en cada nueva obra intenta introducir algún gesto pictórico diferente, como parte de su evolución artística.

Su arte te conecta con lo más íntimo, permitiéndose  así escapar de la agresividad que nos rodea, crea un espacio de paz y de armonía, cómo un grito para conectarse con el sentimiento y la sensibilidad humana. Nos invita a experimentar una paz gratificante y reflexionar sobre nuestra vida, la que está unida a la naturaleza.